Conclusiones de La India

 

¿Que podemos decir de India? ¿Cómo explicar semejante explosión de acontecimientos? India es un país maravilloso, donde confluyen originales culturas y religiones, pero el viajero independiente sufre un acoso incesante por parte de estafadores, empresarios deshonestos, vendedores, mendigos, pedigüeños e individuos de toda calaña que tratan de engrupirte a cada paso que das, especialmente en las grandes ciudades. Pero no podemos culpar al ciudadano, a sus gobernantes o funcionarios sino que hay una importante responsabilidad del turista ignorante o irresponsable, que hace que las zonas más visitadas sean a su vez las más corrompidas. Así como los lugareños, cada turista necesita del poder de Ganesha o Hannuman (Dioses Hindúes) para sobrevivir en este país de realidad paralela. Planteamos a continuación situaciones que vivimos y nos sorprendieron durante los 2 meses que recorrimos la India.

(Vale aclarar que no desestimamos la fe ni nos mofamos de su religiosidad, que aceptamos y admiramos con asombro su cultura; pero en una mente objetiva y en dos personas ateas, es muy difícil de hacer caber.  Por otro lado, hemos solo recorrido la parte norte del país y nos basamos en nuestra experiencia sin meter a todos en la misma bolsa).

  • La fe mueve millones: Gente pobre que no satisface sus necesidades básicas, ofrenda a diario cantidades de dinero a imágenes religiosas, piedras, templos y gurúes, como también a señores reconocidos como “iluminados” que recaudan montañas de dinero de fieles en situación de pobreza extrema. En casi todas las ciudades hay de 3 a 10 “templitos/estatuitas” por cuadra.
  • Rubio? Tez blanca? Ojos claros?, sos Brad Pit: Lo que se ve en la película Slumdog millionaire es real (quien no la vio por favor hagalo!). Lo vivimos reiteradas veces. Se armaban filas de indios para sacarse fotos con nosotros, nos perseguían por autógrafos y nos daban niños upa para retratarnos como estrellas. 
  • Convivencia Humano-Animal: Las calles no están solo abarrotadas de vehículos de 2, 3, 4 y mas ruedas sino que es también un zoológico al aire libre (vacas, burros, cerdos, cabras, – perros, ardillas, ratas) sumado a peatones que caminamos por la calle frente a la ausencia total de veredas en casi el 99% de las ciudades.
  • La vida tal como la ves: Todo sucede al aire libre, expuesto y sin inhibiciones. La gente se baña en la calle, los peluqueros instalan sus “barberías y salones de belleza” en alguna vereda (si la hay), se duerme, se cocina, se amasa, se pilla, se caga y se lavan los dientes. También funciona de carnicería, mercado, zapatería, sepelios y otros oficios.
  • Agua mineral Natural de Manantial ¿?: Fieles de toda india se sumergen, beben y cocinan con el agua del 2do río más contaminado del mundo (basura, excremento y cenizas o huesos de muertos) por ser el sagrado Ganges. Además, es el 2do río más grande del mundo y el Banco Mundial lo llama “la gran alcantarilla” por la cantidad de residuos que recibe. Hemos dormido en sabanas de hostel lavadas con este agua y fregadas en las escalinatas del Ganges.
  • El falso estudiante: “Hello my friend…” se escucha a un costado; un joven “estudiante” quiere conversar con vos para practicar su inglés o terminar su tesis; o es tan bueno que trabaja para una universidad famosa y quiere ayudar a marcar tu camino…Como quien no quiere la cosa, terminarás en un negocio viendo souvenirs o pañuelos, donde compres o no, le da comisión a los “escolares”.
  • La oficina de turismo “oficial”: Agencias con carteles que dicen ser oficiales del gobierno y te dan información falsa con precios triplicados, asegurando ser la única opción disponible en toda la ciudad, pero siendo nada más que oficinas clandestinas.
  • Por tu jeta 20 dólares: Los precios diferenciados para indios y turistas son ridículamente exagerados: no solo en entradas a sitios históricos o monumentos sino que también en transporte público, taxis o hasta la mismísima botella de agua. Tu cara determinará el precio… si te ves europeo te tiran un  “cien” de una…si sos yanqui o australiano unos “ciento veinte” seguramente…a nosotros los Sudacas ni nos reconocen, aunque nos tiran un “noventa”….Eso si, cuando decimos “Messi” y ubican a Argentina…logramos ablandarlos….el segundo truco es hablarles un poquito de nuestra economía y política… nos bajan el precio inmediatamente, apelamos a la lastima.
  • Que difícil ser mujer: La mayoría de las familias es de clase baja y cuenta con ingresos mensuales menores a U$D90 (Salario de un enfermero, o recepcionista; generalmente la mujer no trabaja fuera). Tanto éstas como otras familias de distintos rangos sociales, para casar a una hija deben pagar una dote que arranca en U$D10.000 , el dinero se entrega a la familia del novio ya que recibirán en su hogar a la nueva ama de casa; para abonar dicha suma, varios sacan créditos o venden todo lo que tienen. Derivado de lo anterior, la identificación del sexo previo al parto está totalmente prohibida en la India para evitar el aborto de las nonatas mujeres, hecho que sigue sucediendo de modo clandestino.
  • Si no te cago no trabajo!: Usualmente sucede con los taxis motorizados (Auto Rickshaws) que cuando les discutís el precio porque sabes cuánto realmente cuesta, prefieren perder el viaje antes que cobrarte lo que realmente vale. Las diferencias de precio entre locales y extranjeros llegan a ser de hasta 40 veces más. Esto sucede porque otros turistas con un presupuesto más holgado, ni se gastan en regatear y pagan de una el primer precio mencionado, total ¿que les hace U$D5 más o U$D5 menos? Para nosotros un día más en la India.
  • La flor hecha de panda bañado en oro: En ciudades religiosas, templos o ríos en donde los creyentes dejan flores o velas en su honor, gente amable se te acerca y te da un puñado de ofrenda para que participes de dicho ritual. Apenas lo agarras y ofrendas, perdiste unos cuantos dólares, porque hasta que no les des el dinero que te piden (que nunca antes mencionaron y reclaman una suma significante) no te dejarán en paz.
  • La ley del vale todo: Para ganarse 20 rupias extras (U$D 0,30) muchos restaurantes, kioskos o vendedores ambulantes están dispuestos a rellenar de la canilla las botellas de agua y vendértelas como nuevas sin escrúpulos de intoxicarte. Hay quienes las rellenan con aguja, otros quienes pegan de nuevo el plástico sellador que traen las botellas en India y algunos te la dan asi nomás total muchos ni controlan. Las etiquetas de la misma botella piden al consumidor que una vez finalizado el contenido, las destruyan o arranquen la etiqueta para evitar el rellenado.
  • Dieta balanceada: La basura y excremento por doquier es un hecho obvio, pero ésta junto con las bolsas de plástico llenas de basura, son además la base de la dieta diaria de las vacas sagradas que andan libres por la ciudad.
  • En dólar Blue? Rupias? Libras o Yuenes? Otra clásica de los ingeniosos estafadores se trata de establecer un precio sin estipular el tipo de moneda:

-Cuánto sale? –Preguntas amablemente…
-Cien!- Te responde el vendedor.
– Wow, que barato, dale!- comentas creyendo que sos el mejor regateador del mundo!.
Al finalizar el paseo, le pagas las cien rupias hindúes (equivalentes a U$D1,30) y te dicen: -No querida!! Eran cien dólares no cien rupias!-.

Y bue….andá a discutir… Hay que negociar My Friend.

  • Los taxis, los mejores narradores de versos: Al llegar a una nueva ciudad, te subís a un taxi o Autorickshaw y le decís la dirección a la que vas; los conductores, sacan su Shakespeare interior y empieza la parolata: “No, my friend, tu hotel se incendió la semana pasada”; “hay un festival y cortaron la calle, imposible pasar”; “ese hotel ya está lleno” o “lo movieron de lugar, ahora queda a 2 horas de aca”. Moraleja: Tu hotel sigue donde estaba y está abierto, pero te inventan de todo para poder llevarte a uno que ellos conocen y en donde tiene comisión.
  • Algun taxi Non-Stop por favor? Algunos taxistas, extrañamente, te ofrecen un precio considerablemente bajo y te crees que al fin respetan al turista y te dicen el precio local, el real! Pero no…que ingenuos…El trayecto en realidad es una excusa para bajarte en algunos negocios en donde ellos recibirán comisión a cambio de tu tiempo.
  • Pisar caca debería dar buena suerte…? Si!, toda la ciudad está repleta de bosta, pero siendo precavido podes evitar pisarla…aún así, tenes chances de que aparezca bajo tu calzado y aparece tan rápido como un repentino limpiador de zapatos que al finalizar su trabajo te cobrará unos cuántos dolaresillos por su doble labor: el de tirarte la bosta y también limpiarla.

En fin…hay miles de cosas que jamás entenderemos de aquí, muchas simplemente no tienen explicación o su origen está basado en la fe divina que no profesamos. Por eso tratar de explicarla es tarea imposible. 
Podemos decir mil de cosas sobre este país, excelentes, buenas, malas y terroríficas…pero decir algo como «es el mejor lugar» o “es el peor del mundo” no son más que opiniones subjetivas; solamente sabrás qué te genera la India cuando la vivís por vos mismo. Un viaje es, al fin y al cabo, una incógnita, y como cada uno se hace distintas preguntas antes de viajar, no existe una sola respuesta y ninguna de ellas será tampoco jamás acertada. Uno debe experimentarlo, debe abrir su mente y sorprenderse con cada paso. La India simplemente hay que vivirla. Namasté. 🙂

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *