Entradas

Primer mes en casa rodante

A medida que pasan los días vamos descubriendo las pequeñas diferencias que hacen a una vida rodante de una vida en una casa fija. A pesar de que ya teníamos experiencia en casas rodantes, en esta oportunidad vamos equipados con cocina, baño, ducha y viajamos por mucho tiempo y con un niño de 3 años, a diferencia de nuestras experiencias anteriores en Nueva Zelanda y Australia donde llevábamos una vida bien de mochileros.

Esta es nuesta experiencia y los nuevos hábitos de consumo y de vida que estamos adquiriendo:

Conciencia ambiental
Aunque hace rato somos consientes de la importancia del cuidado del medioambiente, de repente nos volvimos más detallistas con el cuidado naturaleza que nos rodea (que al fin y al cabo resulta ser el patio de nuestra casa)… somos realistas de la basura que generamos, de la importancia del sol para generar energía y de los árboles que nos dan sombra para dormir, de la calidad del agua para tomar, y de la importancia de su uso consiente cuando nos bañamos, cuando lavamos los dientes, las manos, los platos o las frutas. Tenemos mesura de la energía que consumimos, apagando las luces cuando no las usamos, o dejando desenchufados los artefactos si no los necesitamos.

Nuevas reglas de limpieza
Entrar y salir de la camioneta es llevar y traer piedras, tierra y pasto en los zapatos. Por eso designamos un lugar donde ponerlos antes de entrar y solo se ingresa descalzos.
Sacamos la basura a diario ya que junta olor y ocupa mucho espacio.
Siempre tenemos una escoba a mano para barrer y no arrastrar la suciedad a otros sectores.

Los platos se lavan, se secan y se guardan a medida que se usan.

Mantener el orden
La norma es: si sacas algo lo volves a poner dónde estaba. Esto sirve para que no interrumpa el paso y que lo volvamos a encontrar donde lo pusimos.
También impusimos otra regla: las cosas que más usamos están más a mano y son de acceso rápido. Las que no, se guardan más al fondo (por ejemplo en el baúl).
El espacio de guardado está lejos de ser infinito, es más bien es reducido y a veces se torna engorroso sacar todo para agarrar algo que necesitas todos los días. No parece trivial pero lo es, a menudo nos replanteamos reordenar para estar más cómodos con las cosas que más usamos
También es importante que al viajar todo quede guardado para que no se mueva o se caiga.

Paciencia
Moverse en espacios tan reducidos implica practicar la paciencia. Parece que no pero estamos acostumbrados a tener todo a mano, a realizar acciones semi-automáticas o inconscientes a diario.
Que haya que esperar cuando alguien está cocinando para pasar a cambiarse. Esperar a que todos terminemos de comer para armar la cama de Tato. Prender el inversor para enchufar a 220v o el simple hecho de bañarse implica secar paredes, muebles y piso del baño para evitar que se filtre agua o junte hongos.

Esperar o avisar para abrir la puerta del baño. Esperar a que se seque la ropa para seguir camino. Siempre estar listos y con todo ordenado para movernos a cargar agua, nivelarnos para dormir y encontrar un lugar seguro y silencioso. Para todo esto hace falta bajar el ritmo, tomárselo con calma

Logistica
Cómo dijimos anteriormente el uso del agua, la energía y la comida pasaron a ser factores claves de todos los días, y lo que podamos almacenar de ellos determinan nuestra autonomía. 150 litros de agua limpia, 97 litros de heladera y 200ah de batería son números que tenemos que recordar a diario. Por eso antes de planificar nuestra estadía en un lugar solitario, cargar agua, cargar la batería con los paneles o el alternador y tener la heladera con nuestros infaltables es regla.

Cómo conclusión creemos que nuestra capacidad de adaptación es la clave para disfrutar al máximo nuestro nuevo y temporal estilo de vida. Si bien tenemos todas las comodidades que podrías tener en tu casa, es imprescindible ser más flexible a la hora de elegir para comer, tener todo tu ropero a disposición, una bañadera llena para relax, acceso a internet para mirar el último capitulo de tu serie favorita y comida almacenada por más de 3 días… Estamos en constante evolución y aprendizaje, de eso se tratan, para nosotros, los viajes.