Mas de 1100 fotos en 3 arduos días de pura caminata, nos ha dejado sin palabras, y adjetivos para describir semejante maravilla creada por el hombre solo comparable con las pirámides en Egitpo, La gran Muralla China o el Machu Pichu.

La antigua ciudad de Angkor, dedicado al dios hindú Vishnú, tiene 200 kms cuadrados de superficie y fue construido en las junglas de Camboya durante el siglo IX por el el rey Suryavarman II. La construcción duró 37 años. En los años de decadencia fue abandonada en la selva por 4 largos siglos hasta que fue descubierta por una expedición Francesa en 1863. Desde entonces las ruinas de la destacada ciudad del imperio Jemer, cerca de la Ciudad de Siem Riep, es uno de los tesoros arqueológicos monumentales más valiosos del mundo ya que consiste en el complejo religioso más grande jamás construido y el templo mejor conservado. Actualmente mantenido por monjes Budistas. Hace poco fue considerado uno de los nominados a las 7 nuevas maravillas del mundo moderno. 

Decenas de templos de dimensiones colosales emergen de la arboleda, edificados a base de inmensas piedras volcánicas o calizas apoyadas una encima de la otra con una precisión impecable, da la sensación de un rompecabezas en 3 dimensiones, sumado al tallado con un detalle inimaginable de prácticamente todas superficies de las piedras (columnas, tejas, techos) hace dudar sobre su construcción en esa época. Miles de relieves ilustran las escenas de la literatura hindú y de leyendas asociadas al dios Vishnu el Protector. Llamativas criaturas y numerosos espíritus guardianes adornan sus paredes: unicornios, leones-águilas, dragones, águilas con colas de pavo real o guerreros siguiendo a un líder montado en un elefante luchan contra adversarios tanto humanos como demoniacos.

La posibilidad de hacer una foto inigualable en cada rincón nos motivo a hacer un esfuerzo para levantarnos a las 4:00 de la mañana e ir a ver el amanecer. Simplemente algo indescriptible. Las fotos hablan por sí solas, que por cierto fue muy muy difícil seleccionar.

Angkor Wat se ha convertido en un símbolo de Camboya, hasta el punto de figurar en la bandera de su país. El 14 de diciembre de 1992 fue declarado por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad.

Una de las cosas más hermosas que hemos visto en nuestra vida, que nos ha deslumbrado y sacado el aliento más de una vez. Valió cada centavo y cada minuto.